Guss.

Guss llegó a Fundación SuperCan con distemper y muy flaquito; recibimos un video con su estado y prontamente Cristian, nuestro rescatista, salió por él.

Un animalito con distemper, pasa por unas primeras 48 horas cruciales después de recibir el tratamiento; en estas 48 horas solo podemos cruzar los dedos, esperar a que su organismo acepte de buena forma el tratamiento y que entonces sobreviva.

Guss puso todo de su parte, y nuestros amigos de Vivaceta Pet, le dieron el mejor cuidado del mundo; una vez ya recuperado, Guss fue publicado para encontrar familia.

Así es como a través de nuestras redes sociales, llegó Shirley, la nueva «mamá» de Guss; quien comprendió perfecto los cuidados que Guss debe tener por al menos un año, debido a la distemper que sufrió.

Hoy Guss tiene un patio enorme donde salir a jugar y 3 pequeños humanos que lo llenan de besos y cariño.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *