Anneke.

La viejita del barrio, bajo todo ese pelo, descansaba esta dulzura…una peluquería y una pasada por Vivaceta Pet y esta fue su transformación.

Anneke tiene 12 años, está sanita pero por la edad y las condiciones de vida que tuvo; perdió su visión. Sociable y buena para dar besos, hoy disfruta sus últimos años con quien solía alimentarla y cobijarla sin importarle su apariencia, por supuesto que seguimos en contacto con ella, para poder darle todos los cuidados que llegue a necesitar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *